Barcelona Nocturno
Bienvenido a Barcelona Nocturno, un foro de rol basado en el juego Vampiro la Mascarada.

¡Registrate y forma parte de nuestra comunidad!



 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse



Comparte | 
 

 Mundo de tinieblas: Anuncio entre el humo.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Mundo de tinieblas: Anuncio entre el humo.   Sáb Jun 19, 2010 3:03 am



He visto la oscuridad… y con ella, la razón de todo ser… -Ángel mórbido.

Ciudad: Barcelona.

En mi desordenado y victoriano hogar me sentía embriago por el licor, las paredes tapizadas con estampas amarillentas y desgastados en el tapiz me recordaban a las antiguas épocas. Sentado en mi deteriorada silla forrada de tela rojo sangre, logro ver con mi borrosa visión, el reloj antiguo en la pared… Su aguja no hace sino oscilar de modo tensionante, estresando no solo los músculos de mi cuerpo, también mi mente. Cualquiera diría que está marcando los últimos segundos de mi vida. Pero la verdad es que marcaba los últimos momentos como ser ignorante que era.



Permanezco en mi taxi conduciendo hacia ella, Ahora las luces de neón mostrando la ancha autopista, parecen cegarme, me tratan como a un vampiro, haciéndome odiar la luz, al menos la artificial. ¿Quizás fue demasiada la oscuridad que arrojo aquel terrible ser sobre mi? La suficiente como para hacerme aborrecer la claridad… ahora entiendo cuando se refieren a que los demonios les encantan tentar, su sola naturaleza puede cambiar la esencia de otros.

Lo recuerdo ante mí esa noche cuando yo permanecía sentado en mi sillón… Su presencia era tan majestuosa como la de un león en un escudo de armas. Tenía cierto porte de nobleza que no me permitía desviar la vista de su figura, sumida entre sombras… Su saco negro, tan impecable y presentable como cualquier maligno que se dispone a hacer un negocio, o un trabajo… Y su corbata roja, recordándome desde donde había viajado. Lo blanco de su piel hacia contraste con las penumbras que había en los rincones de mi casa.



Aquél individuo, con sus ojos encendidos, miro por un segundo el cenicero, lleno de varios cigarrillos. No sé si había más ceniza en él que vida en mi alma, quizás por eso me eligió a mí.

Tengo una tarea que ha de honrarte Henry –pronuncio mi nombre aquel ser maldito como si me conociera desde mi infancia, sentía que mi vida e incluso mi dignidad estaban en sus manos aparentemente humanas, a las cuales yo nombraría garras, a pesar de su aspecto humano-. Desde las esferas de más arriba han decidido nombrarte taxista oficial de mi próxima invitada.

Yo entrecerré los ojos intentando discernir su juego maquiavélico.

Es verdad, je (pequeña risa) me descubriste, -añadió él-. Yo te designe este cargo. Sin embargo, tuve que pedir permiso desde arriba.

Cuando dijo estas últimas palabras mientras miraba hacia arriba por solo un instante, mis sentidos me fallaron, pues vi unos cuantos rayos de luz aparecer sobre en el techo, encima de él. Pero la sola idea de que el viniera de arriba y no de abajo era blasfema.

Puedes aceptar con resignación lo que te he propuesto –dijo mientras seguía parado a unos pocos metros de mi-. O puede probar las mieles del infierno.

¡Aja! ¡Sabía que no venias de arriba! –pensé, más no me atreví a gritárselo, me temo con tristeza que soy muy cobarde para eso más cobarde aun para renegar semejante propuesta que aun no comprendía muy bien. Él detecto mi sumisión, y luego hiso una pequeña sonrisa, casi nula, y dijo: veo que has aceptado humildemente, más no de buena gana como esperaba. No me interesa tu vida en lo más mínimo Henry, no habrá daños en esta conversación, lo único que me interesa, es que te peines con la peinilla que todos los días agarras antes de ir a tu monótono trabajo y que te arregles para esconder un poco los efectos del tu borrachera. Deseo que mi invitada no se lleve una mala impresión de su anfitrión.

Si tanto le importaba su invitada ¿por que mandar a un taxista borracho como yo a recogerla? –pensé.
Porque no quiero que sepa con quien trata hasta no ella no estar en mi presencia… -respondió aquel temible ser ante la pregunta de mi pensamiento. Pero era de esperarse de un ser así que hiciera tal cosa… tal demostración de poder.
Está bien, lo hare –dije intentando no sonar intimidado por sus últimas palabras, las cuales fueron como un rugido felino para mí a pesar de que él hablaba calmada y cortésmente-.Calentare el carro… es invierno y… -fui interrumpido por su potente y vigorosa voz.

La gasolina ya está en su punto Henry, puedes marcharte –dijo viendo hacia la noche por la ventana.

Esa macabra noche no la siento como esta noche, mi sentido del tiempo fue afectado. De algún modo sentí que todo había sido una pesadilla, cuando él se fue… cuando yo me marche… cuando desperté… todo era irreal. Recuerdo mientras conduzco en la noche entre estas frías calles, que el león negro se difumino como si fuera humo negro. Ni siquiera hubo tiempo para rogar por mi alma. Ante el desvanecimiento de su presencia solo quedo una cosa: una orden que cumplir. Frente al cenicero que exhalaba humo gris, como si de una criatura viviente se tratase, había una nota con la dirección hacia donde debía ir:

Estación del tren “Francia” 11:00 pm
Pasajero: Lithium Ashes Giovanni.



Volver arriba Ir abajo
 
Mundo de tinieblas: Anuncio entre el humo.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [GRAN FINAL DEL MEJOR TORNEO DEL MUNDO] AC Milan - Copenhaguen
» Locuras entre amigos (2)
» El peor juego del mundo
» El Mundo de los Unicornios
» El Calafate, un lugar único en el mundo

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Barcelona Nocturno :: Chorradas :: Pluma y Tintero-
Cambiar a: